Saltar al contenido
valenciafitnessandhealth.com

Qué no hacer cuando quieres perder peso

Qué no hacer

Llega el verano y quiero que el bikini luzca bonito, se acerca una boda y el vestido me tiene que entrar, soy fallera y tengo que ponerme el corpiño sea como sea…¿nos suena verdad? En este post hablaremos de cómo perder peso de forma saludable y qué no hacer cuando quieres adelgazar.

Introducción

Se acerca un evento clave o una época del año en la que «hay que lucirse» y llegan los buenos (y apresurados) propósitos:

  1. Me apunto al gym
  2. Me pongo a dieta
  3. Compro algún producto que me ayude a bajar de peso
Estilo vida saludable
Estilo vida saludable

Estos suelen ser los pasos que suele seguir un gran porcentaje de la población. Vamos a desmenuzarlos y, si me permitís, criticarlos constructivamente:

Me apunto al gym

Sí. Hacer ejercicio es positivo y ayuda a perder peso si se hace adecuadamente. Lo que no es tan saludable es hacerlo el mes de abril o mayo porque faltan 2 meses para que llegue el verano y me tiene que sentar bien el traje de baño. El cuerpo tiene un ritmo para todo y, por supuesto, para adaptarse. Habitualmente el cuerpo comienza a hacer cambios adaptativos después de los 3 meses de ejercicio. Esto es: empezamos a notar los beneficios de haber practicado ejercicio.

Seguro que alguno/a está pensando»pues me apunto en marzo y solucionado.» ¡No! Para que el cuerpo te responda, debes realizar ejercicio con cierta asiduidad e ir variando la intensidad y tipo de ejercicio según tu cuerpo necesite y el objetivo que persigas. Como bien dice nuestro entrenador: «El cuerpo premia la constancia». Es una carrera de fondo y tratar de hacer en 3 meses lo que no hemos hecho en un año, es correr riesgo de lesiones y es someter al cuerpo a un sobreesfuerzo que te pasará factura después.

Ejercicio regular

Si bien es cierto, mejor hacer ejercicio 3 meses al año que ninguno. Tengo que decir esto porque la tasa de obesidad y sedentarismo va en aumento en nuestra población según registros de los últimos años. (Obesidad en C. Valenciana. Fuente: INE). (Sedentarismo en C. Valenciana. Fuente INE) y aunque no es lo más saludable, hay estudios que han encontrado beneficios en la gente que aunque sólo sea el fin de semana, se mueve.

Entendemos por moverse lo que define la OMS como ejercicio:

Se considera actividad física cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía.

OMS

Y no debemos confundir actividad física con ejercicio.

La «actividad física» no debe confundirse con el «ejercicio». Este es una variedad de actividad física planificada, estructurada, repetitiva y realizada con un objetivo relacionado con la mejora o el mantenimiento de uno o más componentes de la aptitud física. La actividad física abarca el ejercicio, pero también otras actividades que entrañan movimiento corporal y se realizan como parte de los momentos de juego, del trabajo, de formas de transporte activas, de las tareas domésticas y de actividades recreativas.

OMS

Es decir está bien salir a caminar o hacer las tareas domésticas pero ESTO NO ES HACER EJERCICIO. Es mantenerse activo/a. Actividades como el cross-training son muy completas y adaptables según edad y capacidad física.

Me pongo a dieta

Mucha gente considera comer adecuadamente estar a dieta y nada más lejos de la realidad. Comer bien es comer de todo. Incluso lo que no debemos, pero con control. Una dieta no debe ser prohibitiva de algo que nos guste pero debemos tener sentido común y reconocer que todo en exceso es perjudicial.

Todos sabemos de lo que no debemos abusar: dulces, aperitivos salados, cervecitas, entre otras cosas. Y muchas personas al retirar o reducir estos alimentos de su dieta experimentan una pérdida de peso. Realmente si continuaran con esa dinámica no estarían a dieta ¿no? Sino más bien estarían retirando lo perjudicial de la misma.

Tampoco una dieta es «lechuga y pechuga» hasta que pierda los 10Kg que me sobran. Comer bien incluye lechuga y pechuga pero también otra gran variedad de alimentos. Al igual que el ejercicio los cambios progresivos son adaptativos y los drásticos tienen efectos nocivos como el conocido «efecto rebote».

El efecto rebote

No es un rebote como tal sino que después de haber estado restringiendo al cuerpo de algo que tomaba pueden pasar dos cosas:

  1. Que volvamos a la «normalidad», entendida como lo que comíamos antes. Y, por tanto, volvemos a coger peso.
  2. Que volvamos a nuestra rutina previa con el factor añadido de la ansiedad por lo que no hemos estado comiendo antes.

Compro algún producto que me ayude a bajar de peso

Productos quemagrasa, líquidos drenantes, pastillas saciantes…un montón de productos que nos prometen perder peso sin mucho esfuerzo… ¿negocio o realmente funcionan?

Todos los estudios hechos hasta hoy día, no afirman que ayuden a perder peso, muchas veces estos productos se venden bajo el eslogan de que también comiences a cambiar tus hábitos alimentarios, hagas ejercicio, bebas más agua… ¿Entonces? ¿Qué es lo que realmente ayuda con la pérdida de peso: nuestros cambios en hábitos más saludables o el producto?

Productos milagro

Lo que está claro es que si no cambiamos nuestros hábitos, no conseguiremos mantener nuestro peso saludable durante un tiempo prolongado, en cuanto comencemos a hacer lo mismo que hacíamos antes, volveremos a ganar esos quilos que conseguimos quitarnos para el verano, incluso alguno más y volveremos a empezar a la primavera siguiente con lo mismo.

Por otro lado muchos se comercializan sin pasar los controles de calidad pertinentes y ninguno ayuda a movilizar los depósitos de grasa corporales mientras estamos sentados en el sofá.

Conclusión

El equipo de ESTUDIO-D te recomienda que hagas las cosas bien.

  1. Ejercicio: es posible que te de pereza comenzar pero sólo debes encontrar el ejercicio que te guste y tomarlo como una rutina. Al poco tiempo te darás cuenta que estás enganchado/a y no podrás dejarlo.
  2. Comer sano: Sano no significa que nunca puedas comer un helado pero que el 95% del tiempo comas cosas saludables.
  3. No compres productos milagro que sólo pueden dañar tus órganos y no van a mover la grasa por ti.

Cambiar es el estilo de vida no saludable es lo que te hará perder peso. Si necesitas ayuda en tu andadura nuestro programa Adiós XL puede ayudarte.

También puede interesarte: