Saltar al contenido
VALENCIA FITNESS AND HEALTH

Rehabilitación de tu esguince de tobillo

rehabilitacion esguince tobillo fisioterapia

Todos alguna vez nos hemos doblado un tobillo. ¿Quieres saber cómo se hace una rehabilitación de un esguince de tobillo? ¡Sigue leyendo!

Qué es un esguince de tobillo

El esguince de tobillo es una de las lesiones más comunes en fisioterapia y sobre todo en deportistas. Normalmente, se produce al correr o realizar ejercicio físico con impacto en los pies y con muchos estímulos externos y cambios de dirección.

Habitualmente, suele ser un mal apoyo del pie lo que produce la lesión: apoyamos el pie torcido o se dobla en alguna posición extraña que la estructura del tobillo no está preparada para soportar. Este mecanismo de lesión, produce un estiramiento excesivo de algunos ligamentos del pie, o incluso su ruptura.

Los ligamentos afectados más comúnmente, son el peroneo-astragalino anterior y el calcáneo-peroneo. Es decir, los del lateral externo del tobillo.

Síntomas de un esguince

fisioterapia infantil

Por tanto, y dependiendo de la gravedad del esguince, éste suele venir acompañado de:

  • Dolor en la parte del pie donde se ha producido la lesión
  • Tumefacción o hinchazón
  • Hematoma
  • Pérdida de fuerza
  • Dificultad de movilidad del pie
  • Inestabilidad en algunos movimientos. 

Grados de un esguince

Existen diferentes maneras de categorizar los esguinces según su severidad, la más común se basa en la cantidad de rotura que ha sufrido el ligamento afectado.

  • Sobreestiramiento (grado I o más leve)
  • Ruptura parcial (grado II)
  • O ruptura total (grado III o más grave)

No obstante, la que yo suelo utilizar y más me gusta es aquella en la que la gravedad del esguince depende de la cantidad de funcionalidad que se ha perdido. Bajo mi punto de vista, un ligamento totalmente roto en un paciente que tiene una musculatura en la zona del tobillo muy desarrollada, no es tan grave como un estiramiento o rotura microscópica que no deja al paciente andar o ni tan solo estar de pie.

Por tanto, según esta clasificación:

  • Más grave o Grado I : Si el paciente no es capaz de mantenerse en pie sobre su pierna afectada
  • Grado II: si el paciente puede mantenerse en pie pero no más de 3 segundos
  • Esguince grado III: si éste no es capaz de levantar el talón a una pierna más de 3 cm, 3 veces seguidas
  • Menos severo o Grado IV: si el paciente puede hacer todo lo anterior pero no aguanta saltando a una pierna.

Esta clasificación es más actual que la anterior que he mencionado y ha dado muy buenos resultados con respecto a su correlación con las evaluaciones realizadas con ecografías en el tobillo, etc. Lo que no significa, que sea mejor o peor que la anterior. Simplemente, es otra forma de encuadrar la lesión.

Esguince: cuándo acudir al fisio

fisioterapia Valencia

Acudir al fisio dependerá sobre todo de las sensaciones del paciente respecto a la gravedad de su lesión. Lo habitual es que acudan a consulta cuando después de pocos días de la lesión, siguen sintiendo dolor e impotencia para realizar algunas actividades de su vida diaria.

Lo mejor sería que se acudiese al fisioterapeuta lo antes posible para rehabilitarse lo antes posible y volver a la normalidad. Pero también es verdad, que en ciertos casos, esto no es necesario. Un esguince de tobillo de poca severidad, podría no producir dolor o impotencia. En este caso, solamente con volver poco a poco a la normalidad, este ligamento recuperaría su estructura y función habituales.

En cuanto a deportistas y deportistas de élite, puede ser más necesario que acudan al fisioterapeuta puesto que sus ligamentos deben estar preparados para soportar cargas mucho más elevadas de lo habitual. Una mala recuperación y readaptación de la estructura del tobillo por inestabilidad, falta de fuerza, movilidad, etc. podría llevarles a la cronificación de los esguinces haciendo más probables las recaídas y apartándoles durante más tiempo de las competiciones.

Cuándo comenzar la rehabilitación de un esguince de tobillo

La rehabilitación empieza en cuanto el dolor o la hinchazón lo permitan. Esto suele ser a lo largo de las primeras 24-72 horas. Aquí, yo recomiendo utilizar el protocolo PEACE & LOVE, que es uno de los más novedosos y bajo mi punto de vista uno de los que tiene mejores resultados y mejor evidencia científica.

Este protocolo se resume en la imagen siguiente:

 rehabilitacion esguince tobillo

¿Qué ejercicios puedo hacer después de un esguince de tobillo?

Los ejercicios a realizar como bien pone en el protocolo anterior, dependerán de la gravedad del esguince, de la estructura dañada, del paciente y su situación, etc.

Será importante valorar la carga que la estructura puede soportar en cada momento y en cada movimiento, al igual que si existen faltas de movilidad, etc. Una vez hecho esto, se procederá a periodizar ejercicio terapéutico en los rangos de movimiento en los que el paciente no tenga dolor o éste sea mínimo y muy tolerable. Todo ello, para recuperar la funcionalidad y la fuerza perdida en este tobillo.

Por ejemplo, a parte de ejercicio de fuerza, a mi me gusta mucho el trabajo con bici. No supone impacto para el pie y a la vez ayuda a recuperar la movilidad y aumenta el metabolismo en la zona para conseguir una recuperación de los tejidos más rápida.

Por otro lado, si el esguince no es muy grave y el paciente es capaz de andar, le recomiendo pautas para que lo haga de forma segura y a modo de ejercicio para casa también. 

¿Cómo es la rehabilitación de un esguince de tobillo?

La rehabilitación de un esguince de tobillo, se basa principalmente en un correcto manejo de las cargas a las que se le va sometiendo al tejido lesionado. Una carga demasiado alta puede suponer que la lesión empeore, no se recupere o se cronifique. Mientras que si las cargas a las que se tiene que adaptar el tejido son nulas o demasiado bajas, puede provocar que el tejido tarde más en curarse o que no se recomponga correctamente, aumentando las posibilidades de recidivas.

Lo que se suele realizar es un programa de rehabilitación que empieza con ejercicios de movilidad para recuperar o evitar perder el rango de movimiento del tobillo debido a la lesión, acompañado de trabajo de fuerza para mantener la musculatura y reforzar las estructuras que pueden haber sufrido daño.

Finalmente, se suele combinar todo esto con trabajo de propiocepción, pliometría y trabajo específico con transferencia al deporte, en caso de deportistas de alto nivel. Por ejemplo, trabajo de tiro a portería, cambios de dirección, etc. en jugadores de fútbol, por poner un caso.

¿Cuánto tiempo tarda en curar un esguince de tobillo?

Como he mencionado en artículos anteriores, cada persona es diferente y cada estructura de nuestro cuerpo tiene unos tiempos de curación diferentes. Saber esto exactamente, es muy complicado.

No obstante, se puede estimar el tiempo de recuperación de un esguince después de realizar una correcta evaluación y valoración inicial de la lesión. Siempre, teniendo en cuenta los posibles factores psicosociales del paciente (creencias, depresión, situaciones familiares, etc.) que pueden retrasar la rehabilitación o mejorarla. Normalmente, podríamos decir que un esguince se suele recuperar entre 3 y 8 semanas aunque, como he mencionado antes, esto es muy subjetivo y poco fiable.

Por tanto, si tienes una lesión de tobillo, lo mejor es que acudas pasados 2 días a tu fisio para comenzar a recuperarte.