Saltar al contenido
VALENCIA FITNESS AND HEALTH

5 Ejercicios para trapecio con elástico: esculpe tu espalda con esta herramienta versátil

trapecios con elásticos

Si pensabas que las bandas de resistencia no podrían ayudarte, hoy te enseño 5 ejercicios para trapecio con elásticos que te ayudarán a ejercitar tu espalda.

Ejercitar el trapecio con elásticos

En una sociedad que tiende a venerar cuerpos musculosos, los más buscados siempre son el pecho, dorsal, ABDOMINALES, glúteos, etc. pero si hay un músculo que distingue un cuerpo musculoso del que no lo es, ese es el trapecio. Aquellas personas que tienen un trapecio muy desarrollado, son aquellas que han pasado bastantes horas “moviendo kilos”.

Este músculo no es de los más entrenados en el gimnasio, pero sí para aquellos que buscan un cuerpo fuerte.

El hecho de trabajar el trapecio con elástico es por emplear un material que pesa poco, ocupa poco y da muchísimas opciones a la hora de entrenar este músculo. Eso sí, dependiendo del ejercicio será posible, ya de inicio poder trabajar con elásticos duros o muy duros, o no. En las próximas líneas te daremos las indicaciones.

5 ejercicios para trapecios con elásticos

Puedes trabajar tu trapecio usando elásticos de diferentes resistencias. Si no conoces los tipos de elásticos que existen, lee primero este post. Ahora veamos la práctica. Puedes ver todos los ejercicios de los que hablamos aquí.

Remo alto con Elástico

Sujeta el elástico con los pies, con las palmas de las manos mirando hacia abajo. Inclina el torso hacia delante, manteniendo la espalda recta. Tira del elástico hacia arriba, llevando los codos hacia arriba y manteniéndolos a la altura de los hombros. Baja lentamente a la posición inicial.

Se puede emplear elásticos duros, siempre y cuando la espalda se mantenga recta. ¡Ojo! Si te pasas de peso, comenzarás a trabajar la musculatura lumbar, que no es la protagonista en esta historia.

Trapecio con elásticos: Face Pull

Aquí va el segundo ejercicio para tu trapecio con elástico: Sujétalo a algún elemento externo (rack, pomo de puerta, etc.), con las palmas de las manos mirando hacia abajo. Abre los codos llevando las manos a la altura de los hombros. Vuelve a la posición inicial.

Realmente este ejercicio es igual que el anterior, pero la posición es más cómoda y sencilla, puesto que no debes estar pendiente de mantener la espalda erguida, ya que estás de pie.

Emplea elásticos, medios o incluso bajos. Estamos trabajando el trapecio y deltoides posterior. En esta posición, no son músculos fuertes y además, al estar erguidos, la musculatura lumbar tampoco ayudará demasiado, por lo que céntrate en sentir el trabajo y no tanto en mover mucho peso.

Encogimientos de hombros

Pisa el centro del elástico con ambos pies. Sujeta los extremos del elástico con las palmas de las manos, mirando hacia los muslos. Encoge los hombros hacia arriba, elevando los hombros hacia las orejas. Baja lentamente a la posición inicial.

¡Estás de suerte! Este ejercicio es el que más peso permite emplear y por eso es con el que más cuidado se debe tener. Emplea elásticos duros o muy duros, con repeticiones lentas y con máximo rango de movimiento. Puedes hacer giros hacia adelante o hacia atrás, como forma de variar, en lugar de un movimiento puramente vertical.

Pájaros para trabajar tu trapecio con elástico

Siéntate e inclínate hacia adelante, apoyando el pecho en los muslos. Sujeta el elástico con las manos por debajo de tus rodillas y con algo de tensión, con las palmas mirándose entre sí. Abre los brazos hacia los lados, como si fueras a volar. Vuelve a la posición inicial.

Este ejercicio para trapecio con elástico, no permite trabajar con resistencias fuertes, así que deberás hacerlo con elásticos suaves. 

Elevación muñón del hombro

Pisa el elástico con los pies. Sujeta el elástico con las palmas de las manos mirando hacia atrás. Tracciona del elástico, elevando los codos hasta la altura de los hombros. Las manos deben quedar por debajo de los codos. No es necesario que exageres el movimiento elevando mucho los codos.

Puedes hacer este ejercicio con bastante resistencia. Siempre y cuando no moleste el hombro ni ninguna otra articulación mientras se realiza. 

Recuerda antes de trabajar tu trapecio con elásticos…

Este músculo es tónico, por lo que no realices los ejercicios a alta velocidad porque no es la forma “natural” de trabajo de este músculo. Le gustan las ejecuciones lentas y prolongadas, lo que hace que su entrenamiento sea duro.

Puedes variar la intensidad de los ejercicios utilizando un elástico de mayor o menor resistencia. Eso sí, recuerda que está en una zona “delicada” y que una mala ejecución acaba en contractura fácilmente. Por lo que entrena este músculo, pero ten cuidado con no pasarte.

Es importante realizar los ejercicios con una técnica correcta para evitar lesiones.

Es un músculo fuerte y capaz de “levantar” grandes cargas. No cometas el error de querer sobrecargarlo demasiado. Como acabamos de comentar, una lesión en este músculo es dolorosa y en muchos casos, complicada de solucionar por su ubicación y función. 

Si eres principiante, comienza con un número menor de repeticiones y series.

¡Con estos ejercicios podrás fortalecer y tonificar tu trapecio de forma efectiva! Pero aquí te dejo estos otros ejercicios que también te ayudarán.